martes, 5 de octubre de 2010

El sí, o sí...

Ayer, mientras escribía, dejé a la impresora realizar su trabajo. Fueron casi cien copias de algunas imágenes antiguas que me habían solicitado. Como la impresión en chorro de tinta, nada tiene que ver con la seguridad de las antiguas procesadoras de papel fotográfico, se ha de estar continuamente atento para poder solucionar cualquier problema que aparezca (y los suele haber ¡y muchos...!)

Artículos relacionados